Portada » Criaturas mitológicas japonesas 2

Criaturas mitológicas japonesas 2

¡Bienvenidos a una entrada más! Como se acerca Halloween, he pensado en escribir una entrada sobre fantasmas, así que os voy a mostrar la segunda entrega de criaturas mitológicas japonesas. ¡Empecemos!

Yōkai (妖怪)

Son fantasmas no humanos, como animales, ogros, demonios o semihumanos. Al contrario de lo que se suele creer, los yōkai no siempre son espíritus malvados, ya que pueden ser inofensivos o amables. Otros, sin embargo, sí que son amenazantes o incluso violentos.

Se dice que son inmunes a cualquier ataque de un ser humano. La tradición asegura que para librarse de un yōkai, lo mejor es pedir ayuda a un monje que tenga la bendición de Buda.

Algunos ejemplos de yōkai son:

· Oni: son los más fuertes y violentos. Tienen apariencia de ogro o demonio de color rojo o azul, cuernos y colmillos, y llevan un mazo de hierro. Según el budismo, son los que custodian las puertas del infierno y torturan a los condenados. Se dice que para ahuyentarlos se debe decorar la puerta de la casa con cabezas de pescado seco y ramas de acebo.

Máscara de un disfraz de oni.


· Tengu: viven en las montañas y tienen una cara roja, nariz larga y complexión corpulenta. Son capaces de volar y llevan un abanico de plumas. También poseen habilidades mágicas como cambiar el clima según lo necesiten. Les gusta secuestrar a los más vulnerables, por lo que son peligrosos para niños y ancianos.

Persona disfrazada de tengu.


· Kappa: habitan en masas de agua dulce y su aspecto es el de un anfibio a veces con caparazón de tortuga. Llevan un plato con agua sobre su cabeza que representa su fuente de vida, y si se vacía, el kappa morirá. Por eso se dice que la mejor forma de acabar con ellos es hacer una reverencia, ya que son tan corteses que al devolver el saludo, derramarán el agua. Tienen el gusto de espiar mujeres y devorar bebés.

Yūrei (幽霊)

Se trata de fantasmas humanos que quedaron atados a este mundo por un fuerte sentimiento de odio o amor. Suelen ser representados como mujeres porque los japoneses creen que ellas sienten emociones más fuertes que los hombres. Tienen el rostro pálido, aunque a menudo tapado por su cabello, que es negro y largo.

Normalmente visten un yukata funerario blanco y un obi (cinturón) abrochado al revés, y carecen de pies. Existen dos teorías para esto último. Una asegura que se debe a que los actores de teatro kabuki que representaban a un yūrei tenían largos trajes que cubrían sus pies. Otra explica que al fallecer, si el alma de la persona no tenía dinero para ser transportado, los oni, furiosos, le cortaban los pies.

Solo desaparecen cuando han resuelto sus cuentas pendientes en la Tierra. Los yūrei suelen ser inofensivos, aunque algunos son goryō u onryō (espíritus que buscan venganza o que incluso vuelven del purgatorio para ello, respectivamente).

Existen muchos tipos, véase:

· Funayūrei: fallecidos en alta mar que se acercan en barcos e inundan el de los vivos para que se unan a ellos.

Un grupo de funayūrei con los cuencos que usan para inundar y hundir los barcos de marineros.
Representación de un ubume con su hijo en brazos.

· Kuchisake onna: es una mujer con un abrigo rojo y la cara tapada por una mascarilla. Si te pregunta si es hermosa y le dices que sí, se la quitará y mostrará su boca completamente cortada hasta casi la oreja. Si vuelves a decir que sí, te hará lo mismo que le hicieron a ella, y si alguna vez respondes que no, simplemente te matará. Una forma de salir bien parado es responderle algo ambiguo como ‘más o menos’ (maa maa). Otra manera es decirle ‘pomada’, ya que supuestamente este fantasma odia el olor de ese producto.

· Ubume: madres que murieron en el parto o dejando indefenso a su hijo. Para evitar que una mujer fallecida en estas circunstancias se convierta en un ubume, se dice que es aconsejable colocar un muñeco junto a ella en el ataúd. En el caso de que el bebé también haya muerto, debe ser enterrado junto a su madre abrazándola.

· Teke teke: es el espíritu de una chica llamada Kashima Reiko, que fue golpeada y violada por un grupo de hombres. Malherida, se arrastró hasta unas vías, donde cayó inconsciente y fue arrollada y partida por la mitad por un tren. Se dice que camina con las manos cerca de las vías por la noche y que si te encuentra, te preguntará dónde están sus piernas. Si respondes incorrectamente o la ignoras, te cortará a la mitad a ti también.

· Hanako-san: es el fantasma de una chica que aparece en una escuela, en el tercer cubículo de los baños del tercer piso. Normalmente prefiere los baños sucios y descuidados, pero puede presentarse en cualquiera. Esto es porque la chica fue supuestamente asesinada en un baño intentando huir de un hombre con un hacha. Se dice que para encontrarla es muy conveniente estar solo y tocar la puerta del cubículo 3 veces antes de preguntar “Hanako-san, ¿estás ahí?”. Si te responde y tienes las agallas de abrir la puerta, Hanako-san estará aún más furiosa que si hubieras entrado sin preguntar. Sin embargo, esta leyenda urbana afirma que si tienes un examen con buena nota, te perdonará la vida y desaparecerá por el inodoro.


Ojalá os haya gustado la entrada de esta semana. Si es así, os pido que la compartáis y le deis me gusta a nuestro pequeño blog. Además, por favor, seguidnos en las redes sociales y contad en un comentario lo que sepáis sobre fantasmas japoneses.

Eso ha sido todo por hoy. ¡Gracias por leernos y hasta la próxima!

Fuentes de interés:

https://gogonihon.com/es/blog/fantasmas-y-espiritus-japoneses/

https://www.holajapones.com/los-fantasmas-japoneses/

https://www.periodistaenjapon.com/fantasmas-japoneses

https://creepypasta.fandom.com/es/wiki/Hanako-san

https://voyapon.com/es/yokai-monstruos-sobrenaturales-japon/

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.