Portada » Historia de Japón 6: El periodo Nara

Historia de Japón 6: El periodo Nara

¡Muy buenas! Hoy os traigo otra entrega de la serie de historia japonesa, en concreto del periodo Nara. Espero que os guste.

Introducción

Esta época recibe su nombre por la capital del gobierno en aquel entonces, la ciudad de Nara. Esta fue la primera capital permanente de Japón, ya que hasta entonces la sede de gobierno se trasladaba allá donde viviera el emperador.

Inicio

El periodo comienza en el año 710 d. C., cuando la emperatriz Genmei establece Heijo-kyo (la actual Nara) como sede del gobierno imperial. Esta ciudad fue planificada como capital permanente desde el principio, y en aquel entonces concentraba unos 200.000 habitantes (un 4% de la población de Japón). 10.000 de estas personas trabajaban para la administración imperial, lo que es prueba del desarrollo de una burocracia poderosa basada, sin duda, en la adopción de modelos de gobierno chinos.

Retrato de la Emperatriz Genmei (661 d. C. – 721 d. C.), cuadragésimo tercera emperatriz de Japón y cuarta mujer en ocupar el cargo.


Avances llegados de China

Otro gran cambio fue el sistema legal, transformado por códigos legales procedentes también de China. El proceso se realizó realmente durante el periodo Asuka (con el Código Taiho), pero puede decirse que entró en vigor totalmente en el periodo Nara. Dicho código establecía las distintas divisiones administrativas (provincias, distritos y municipios) y estaba basado en el confucianismo.

Durante esta era se produjeron otros hitos como la adopción del budismo como religión nacional y la creación del Man’yogana, precursor de los kanas. El budismo fue promocionado por el gobierno del emperador Shōmu, que reinó del 724 al 749 d. C.

Imagen del Emperador Shōmu (701 d. C. – 756 d. C.), cuadragésimo quinto emperador de Japón. Shōmu era sobrino de la Emperatriz Genshō, quien gobernó tras la abdicación de su hermana Genmei hasta que Shōmu alcanzara la mayoría de edad.


Cambios en el Trono del Crisantemo

En el año 749, la hija del Emperador Shōmu asciende al trono del Crisantemo (el trono imperial) tras la abdicación de su padre, tomando el nombre de Emperatriz Kōken. Tuvo dos mandatos, comprendiendo el primero de ellos desde 749 hasta 758, cuando abdicó en su hijo adoptivo y primo tercero, nombrado Emperador Junnin. Tras una rebelión en el año 764, el emperador, que fue un regente débil, fue depuesto por Kōken, que volvió al trono como Emperatriz Shōtoku. Este segundo mandato se desarrolló hasta el año 770, cuando la monarca murió de viruela y fue sustituida por el Emperador Kōnin. Este último abdicó en favor de su hijo, el Emperador Kanmu, unos meses antes de su muerte.

Fin del periodo

Nara permanecería como capital (excepto del 740 al 745) hasta el año 784 d. C., cuando el Emperador Kanmu trasladó la capital a Nagaoka. Esto fue probablemente para liberar a la corte imperial de la gran influencia que habían acumulado las instituciones budistas localizadas en Nara.

Vista actual de Nagaoka, ciudad que sirvió temporalmente como capital imperial tras Nara.


Sin embargo, esto solo duró 10 años, ya que los campos cercanos a Nagaoka se inundaban a menudo, de modo que el emperador se trasladó nuevamente, esta vez a Heian-kyo (Kioto). Es entre estas dos fechas (784 o 794 d. C.) cuando se considera que acaba el periodo Nara. Esto dio comienzo al periodo Heian, con Kioto como nueva capital imperial de Japón.


Espero que os haya gustado la entrada de hoy. Si es así, por favor, compartidla todo lo que podáis y dad un me gusta a nuestro blog. Además, nos gustaría que nos siguierais en las redes sociales y dejéis un comentario si queréis contar algo sobre este periodo de la historia japonesa o cualquier otro.

Hemos terminado por hoy. ¡Un saludo y que os vaya bien!

Fuente de interés:

El periodo Nara

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *