Portada » Bosques japoneses: pura naturaleza nipona

Bosques japoneses: pura naturaleza nipona

¡Hola de nuevo! Hace tiempo que no subimos una entrada sobre naturaleza, de modo que hoy aprenderemos algunas cosas sobre los bosques japoneses.

Vegetación en Japón

Japón está cubierto en dos terceras partes por bosques, lo cual es muy inusual entre los países industrializados, en los que la superficie forestal no supera nunca el 50%.

Las diferentes latitudes que alcanza el territorio japonés (3.000 km de norte a sur) permiten encontrar una gran diversidad vegetal (17.000 especies).

Las especies incluyen castaños, hayas, arces, tuyas, pinos rojos y laricios, cedros, abedules, fresnos, etc.

Vista general de una tuya del Japón, originaria del sur del país.



Árboles de cada región

En el norte, en Hokkaidō, encontramos coníferas como la pícea y el abeto, aunque también aparecen alisos, álamos, abedules y hayas.

En el oeste del país dominan las coníferas, bambúes, castaños verdes, ciruelos blancos y rojos, magnolios, pinos y, por supuesto, cerezos.

Hacia el este hay castaños, robles, abedules, olmos, arces, etc.

Finalmente, en el sur, en Kyūshū y Shikoku, crecen bambúes y árboles de alcanfor y de la cera.

Árbol de alcanfor o alcanforero, endémico de Extremo Oriente y común en China, Taiwán y Japón.


Bosques más populares de Japón

Existen muchos bosques considerados sagrados en Japón, de los cuales los más importantes son:

Atsuta Jingu, en Nagoya, Chūbu. Comprende unas 20 hectáreas y contiene sobre todo árboles como el Sakaki (una especie de camelia), el alcanfor, encinas y la madreselva japonesa. Cabe destacar un árbol de alcanfor de más de un milenio de antigüedad.

Shimogamo Jinja, en Kyōto. Es un santuario con una pequeña selva llamada Tadasu no Mori, con una superficie de 12,4 hectáreas, aunque originalmente eran casi 500. Incluye unas 40 especies de árboles, entre ellos la zelkova, olmos y almeces, algunos con edades de 200 a 600 años.

Imagen tomada de un camino de Tadasu no Mori, en el santuario Shimogamo Jinja.


Yahiko Jinja, en Niigata, Chūbu. Es otro santuario, esta vez situado en el Monte Yahiko, de 638 metros, y desde cuya cima puede verse el Mar de Japón. La montaña está cubierta de bosques de cedro, ciprés y roble.

Kashima Jingu, en Ibaraki, Kantō. Esta zona alberga 800 especies de árboles como el cedro, el roble, el abeto y el chinquapin. Ha sido designado como Monumento Natural.

Vista del bosque Kashima Jingu, con enormes cedros japoneses (sugi, 杉) a cada lado en sendas filas.



Kasuga Taisha, en Nara, Kansai. Es un bosque de árboles de hoja perenne donde la tala lleva prohibida más de un milenio. Hay unos 100 tipos de árboles y arbustos, que incluyen el cedro Kasuga, el roble Ichii, el nagi y la andrómeda. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1998.

Seifa Utaki, en Okinawa, región de Kyūshū y Okinawa. Es un bosque sagrado donde se pueden encontrar árboles como el kubanoki (una especie de palmera) y el yabunikkei (canela silvestre). Es Patrimonio de la Humanidad desde el año 2.000.


Espero que os haya gustado la entrada de hoy. Si es así, por favor, compartidla todo lo que podáis y dad un me gusta a nuestro blog. Además, nos gustaría que nos siguierais en las redes sociales y dejéis un comentario si queréis contar algo sobre los bosques o la naturaleza japonesa.

Eso ha sido todo por hoy. ¡Un saludo y que os vaya bien!

Fuentes de interés:

Vegetación de Japón

Bosques sagrados de Japón

Especies arbóreas de Japón por regiones

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *