Portada » Natsu matsuri. El festival de Tanabata

Natsu matsuri. El festival de Tanabata

¡Bienvenidos a una nueva entrada! Como acabamos de empezar oficialmente el verano (en el hemisferio norte), he pensado en hablaros de los festivales (o matsuri) de esta estación en Japón. ¡Vamos allá!

Natsu matsuri

Los festivales de verano (natsu matsuri, 夏祭り) en Japón se suelen celebrar en los meses de julio y agosto. Estos eventos normalmente son de carácter religioso, aunque aúnan también supersticiones y curiosidades. En los festivales de verano, además, se celebra que hayamos llegado a la mitad del año sin penurias. Debido a esto, en ellos se agradece a las deidades y se les pide que el año continúe por el buen camino.

En esta época también se realizan ritos (obon) en los que se atrae a los antepasados y se ahuyenta a los malos espíritus.

En esta estación son típicos los platos como la unagi (anguila), bebidas como el mugicha ( de paja) o el kakigoori (hielo raspado), y actividades infantiles como atrapar escarabajos (kabutomushi).

Mugicha | Barley-tea | Ryosuke Hosoi | Flickr
Un par de vasos de mugicha con hielo.


Un cuenco con kakigoori con una cereza.


La leyenda de Orihime

Uno de los primeros festivales de verano del año es el de Tanabata, celebrado el 7 de julio, aunque algunas regiones lo hacen en agosto. Este se basa en la leyenda de Orihime, una princesa tejedora que, a causa de su trabajo, no podía encontrar a alguien de quien enamorarse. Su padre, el rey, le concertó un encuentro con un pastor llamado Hikoboshi. Pronto, ambos se enamoraron y se casaron.

Sin embargo, debido a esto, ambos amantes dejaban de lado sus ocupaciones, por lo que el rey los separó en lados distintos del río Amanogawa. Orihime le rogó a su padre que le dejara ver a Hikoboshi, y el rey aceptó en dejarlos verse el séptimo día del séptimo mes.

A pesar de ello, Orihime cayó en cuenta de que no había puente alguno por el que pudieran cruzar el río. Desconsolada, Orihime comenzó a llorar, y sus lágrimas atrajeron gran cantidad de grullas que, extendiendo sus alas, formaron un puente. De esta forma, la pareja pudo reencontrarse, y las grullas prometieron volver cada 7 de julio para formar el puente a menos que lloviera. Por ello, cuando ese día del año es lluvioso, la noche es conocida como ‘noche de las lágrimas’.

Esta leyenda es en realidad una metáfora astronómica. Orihime representa la estrella Vega, en la constelación de Lira, y Hikoboshi simboliza Altair, en la constelación del Águila. Finalmente, el río Amanogawa representa la Vía Láctea. De hecho, una de las razones por las que el rey separó a los dos amantes es porque Hikoboshi dejó las ovejas de su rebaño esparcidas por el campo, como las estrellas dispersadas por la galaxia.

Festival de Tanabata

Originalmente se escribían deseos personales, a menudo en forma de poemas, en tiras de papel llamadas tanzaku (短冊), de 5 colores, representando los 5 elementos. Hoy en día, dichos papeles son de cualquier color.

Tanabata wish #たなばた #七夕 #短冊 #tanzaku | via Instagram ift.tt/… | Flickr
Tanzaku amarillo colgado de una planta.



Después, estos papeles se cuelgan en ramas de bambú. Al día siguiente, las ramas se depositan en el fondo de un río o se queman.

Como curiosidad, tenemos un vídeo que hicimos en directo en el que hablamos del hanafuda, juego en el que aparecen las tanzaku.


Espero que haya sido de vuestro agrado la entrada de hoy. Si estoy en lo cierto, por favor, compartidla todo lo posible y dad me gusta a nuestro blog. Además, seguidnos en las redes sociales y poned un comentario si queréis compartir algo sobre los festivales japoneses con nosotros.

¡Eso es todo por hoy! ¡Gracias por leernos y hasta la próxima!

Fuentes de interés:

Natsu matsuri

Festival de Tanabata

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.