Portada » Historia de Japón 4: el periodo Kofun

Historia de Japón 4: el periodo Kofun

¡Nos encontramos nuevamente! En esta ocasión seguimos con la cuarta entrega de la serie de historia japonesa. Hoy hablaremos del periodo Kofun.

Definición

El periodo Kofun (kofun jidai, 古墳時代) corresponde a la época comprendida entre los años 250-300 d. C. y 538 d. C. El nombre proviene de la expresión «tumba antigua», ya que en este periodo se comenzó a enterrar a personas importantes en grandes tumbas. Esta época es a veces englobada con la siguiente, el periodo Asuka, en el llamado periodo Yamato, debido a ser políticamente similares.

Cambios sociales y primera dinastía

Durante este periodo, la estratificación social iniciada en la era Yayoi se intensificó. Podemos hablar entonces de tres grupos diferenciados: los clanes guerreros llamados uji, las comunidades de artesanos denominadas be, y los esclavos.

Representación del emperador Sujin.

Algunos uji empezaron a ganar poder gracias a las mejoras agrícolas derivadas del perfeccionamiento de las herramientas de hierro y las técnicas de irrigación provenientes del continente. Esto les permitió mantener mayores ejércitos y territorios con los que producir excedentes necesarios para comerciar con Corea y mejorar su tecnología. El más importante clan fue el Yamato, con Sujin a la cabeza, y que logró dominar la isla de Kyushuu y gran parte de Honshu hasta la llanura de Kantou. De esta forma, Yamato consiguió unificar el país por primera vez, haciendo a Sujin el primer emperador real de la historia japonesa. Sujin fue el fundador de una dinastía imperial anterior a la del Japón actual, y murió probablemente en 318.




Campañas bélicas y segunda dinastía

Representación del emperador Ōjin.

Un siglo después, otro clan liderado por Ōjin llegó al poder dando comienzo a una nueva dinastía, más poderosa que la anterior. Esta llevó a cabo una política expansionista en Corea, donde comerciaba comprando hierro y por donde obtenía ideas y técnicas chinas y coreanas.

Además, Yamato lanzaba campañas militares dentro de Japón para combatir en el norte de Honshu a los bárbaros emishi (pueblos de cultura Jōmon). Estas comunidades, con el tiempo, derivaron en la etnia ainu existente en la actualidad en la isla de Hokkaido.



Dinastía actual y familia Soga

En el año 507, el emperador Keitai ascendió al trono tras la muerte sin descendencia del regente anterior. Esto dio comienzo a una nueva dinastía que, supuestamente, sería la misma a la que pertenece la familia imperial japonesa actualmente. En esa época, Yamato empezó a interesarse por conocimientos éticos (confucianismo), religiosos (budismo y taoísmo), y otros como la escritura, la literatura o la historia. También asimiló técnicas administrativas como leyes y censos, que sirvieron como base para las reformas típicas del siguiente periodo.

En 536, la familia Soga, de orígenes coreanos, se erigió como una de las más importantes en la corte. Esto ocurrió cuando uno de sus miembros, Soga no Iname, se hizo con el cargo de Gran Ministro. Los Soga eran grandes promotores del budismo como religión, ya que lo creían propio de países más civilizados. También creían en el confucianismo como modelo gubernamental.

Kofun

A principios de este periodo, con la estratificación social, las clases más altas comenzaron a mostrar su estatus al morir. De esta forma, los grandes personajes empezaron a ser enterrados bajo montículos de tierra. Estas elevaciones primero eran pequeñas, de forma cuadrada o circular y rodeadas de un foso, pero después evolucionaron a enormes colinas en forma de cerradura.

Se han hallado más de 10.000 kofun por toda la región que dominaba Yamato, aunque los mayores están en la zona central de Honshu. El más grande es el del emperador Nintoku, sucesor de Ōjin, el cual tiene 486 metros de longitud, 305 de anchura y 33 de altura. Se cree que en él debieron trabajar más de mil hombres todo el día durante más de cuatro años.

NintokuTomb.jpg
Daisenryō-Kofun, (大仙陵古墳): el kofun del emperador Nintoku. Este kofun es la tumba más grande de Japón.



Dentro de los kofun se colocaron al principio objetos ceremoniales asociados al kami protector según el sintoísmo. Sin embargo, más tarde se cambió a objetos como espadas o armaduras. En el exterior de la tumba se emplazaban figuras de arcilla llamadas haniwa, con diversas formas como personas, animales, casas, barcos, etc.

File:Periodo kofun, haniwa, guerriero con armatura keiko, VI sec, 02.JPG -  Wikimedia Commons
Haniwa representando a una persona.


File:Periodo kofun, haniwa, cavallo, VI sec, 03.JPG - Wikimedia Commons
Una figura representando a un caballo con montura.


File:Periodo kofun, haniwa, maiale, VI sec.JPG - Wikimedia Commons
Otro ejemplo, de un perro esta vez.


File:Periodo kofun, haniwa, pollo 2, VI sec.JPG - Wikimedia Commons
Un haniwa de un pollo.

Con el final de este periodo, a mediados del siglo VI d. C., la llegada del budismo hizo que se abandonara la costumbre de enterrar a los muertos en favor de quemarlos. De esta forma, la construcción de kofun desapareció rápidamente, dejando como legado grandes tumbas que dan nombre a este periodo de la historia nipona.


Espero que haya sido de vuestro agrado la entrada de hoy. Si estoy en lo cierto, por favor, compartidla todo lo posible y dad me gusta a nuestro blog. Además, seguidnos en las redes sociales y poned un comentario si queréis compartir algo sobre la historia japonesa o sobre este periodo en particular.

¡Eso es todo por hoy! ¡Gracias por leernos y hasta la próxima!

Fuente de interés:

El periodo Kofun

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.