Portada » Adaptación a terremotos en Japón

Adaptación a terremotos en Japón

¡Muy buenas a todos! En esta entrada vengo a hablaros de cómo Japón afronta el estar situado en una de las zonas más sísmicas que existen. Y es que Japón es, probablemente, el país mejor preparado contra los terremotos de todo el mundo.

Los terremotos son movimientos repentinos de las placas tectónicas. Estas placas se deslizan normalmente sin problema, pero en ocasiones dos de ellas chocan y quedan acumulando energía al no poder moverse, hasta que una de las dos cede y toda esa energía es liberada de forma brusca, originando el temblor o terremoto.

Japón se encuentra encima de una zona de subducción, que es una zona geográfica en la que una placa tectónica se desliza bajo otra, en este caso la placa del Pacífico bajo la placa continental euroasiática. Esta región es considerada la de mayor actividad sísmica del mundo.

Placas tectónicas de Japón (obtenido de Naukas).

La clave de las estructuras antisísmicas es que están construidas con materiales flexibles que les permiten soportar la deformación y las vibraciones producidas por el terremoto. Además, los “nudos”, es decir, las zonas donde se cruzan pilares y vigas o que unen suelos y techos, están articulados, lo que significa que permiten cierta movilidad. Esto también se cumple con los rascacielos para resistir mejor los embates del viento. El secreto es que el edificio se balancee con la vibración en lugar de oponerse a ella.

Sin embargo, otro de los secretos de Japón para estar preparado para combatir los terremotos es ajeno a la arquitectura o la tecnología, y es su cultura. Los japoneses aprenden desde pequeños cuál es el protocolo a seguir en caso de terremoto. Saben qué lugares son mejores para resguardarse, dónde están los refugios más cercanos a su casa y suelen tener mochilas o almacenes con suministros como alimentos, medicamentos, radio, etc. Los colegios también realizan simulacros al menos una vez al año para preparar a los niños para afrontar estos desastres naturales. A todo esto hay que añadir las alertas de tsunami, que han salvado numerosas vidas como en el caso del terremoto del 11 de marzo de 2011.

Esperamos que os haya gustado esta pequeña entrada. Si es así, por favor, compartidla todo lo posible, dadle un me gusta a este blog, seguidnos en las redes sociales (apartado Menú arriba del todo y a la derecha) y poned un comentario si sabéis algún dato o curiosidad sobre los terremotos en Japón que queráis compartir.

Eso ha sido todo por hoy. ¡Nos vemos la semana que viene! ¡Hasta pronto!

Fuentes de interés:

https://www.udc.es/dep/dtcon/estructuras/ETSAC/Investigacion/Terremotos/QUE_ES.htm

https://www.unitedexplanations.org/2011/03/17/especial-japon-los-sistemas-de-seguridad-contra-terremotos-y-tsunamis-en-japon/

https://www.elmundo.es/elmundo/2011/03/21/ciencia/1300706112.html

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.