Portada » ¡Una sevillana en Japón! (Llegada)

¡Una sevillana en Japón! (Llegada)

 

¡Buenas a tod@s!

Os presento una nueva línea de entradas que va a tener este blog.

Como todos ya sabeis, y si no, os lo digo ahora, @jetsukun comenzó una nueva etapa en Japón y creó un blog para contar curiosidades de este país. Pues como el amor todo lo puede, aquí estoy yo! Sí, me he venido a Japón.

A diferencia de él, yo desconocía esta cultura (sigo desconociéndolas), pero aún así, me he liado la manta la cabeza y aquí me planté. Llevo aquí 3 días.

Antes de contaros como es esto, quiero hablaros de todas las dudas e inseguridades que he tenido antes de venir.

Dudas

  • ¿Qué necesito para ir a Japón?

En primer lugar tienes que sacarte el pasaporte si no lo tienes. (Coger cita y pagar la tasa)

En segundo lugar, seguro de viaje; ten en cuenta que vas a volar y puedes tener retrasos de avión o perder alguna maleta, o ponerte malo, un seguro cubriría estos problemas. (Yo he contratado arag)

En tercer lugar, viajas como turista o viajas con el programa “Working Holiday” (el segundo en mi caso). Si viajas como turista, podrás estar en el país nipón hasta un máximo de 3 meses, y no necesitas ningún visado especial; si viajas como yo, deberás enviar la documentación requerida en el programa Working Holiday, y una vez te confirmen, tendrás que ir a Madrid para que te visen el pasaporte. (Si alguien está interesado en este tema y tiene dudas, que me escriba y se lo intentaré solucionar)

Si tienes carnet de conducir y estás interesado en poder disfrutar de la conducción en tu aventura (como he hecho yo), os recomiendo entrar en la DGT de tráfico, solicitar cita y pedir el permiso (tendréis que llevar foto de carnet y abonar las tasas en ventanilla)

No os olvideis de algo muy importante, la línea móvil. En mi caso, tengo contratado Vodafone, y tras llamar a atención al cliente, me dijeron que tener la línea operativa en Japón me saldría a 15€ al día. Así que os recomiendo que en cuanto os montéis en el avión, sacad la tarjeta sim y compraros una de prepago en Japón o utilizad el wifi del hotel. (Sobre este tema os iré contando más adelante, porque necesito ir a Tokio para sacarme la tarjeta, y esto será la semana que viene)

Luego, si sois unos “mijitas” (como yo), os recomiendo que os hagáis un chequeo medico (una analítica) y que os pongáis la vacuna del recuerdo del tétanos. (Yo pienso que hay que ir sanos y bien preparados a los sitios)

Por último, el vuelo. Yo he utilizado una plataforma. Contraté la compañía Japan Airlines, pero el avión que utilizaron fue compartido y operado con Iberia. (Tanto de Sevilla – Madrid, como de Madrid-Narita)

  • ¿Cuántas maletas puedo llevar?

El numero de maletas va a depender de la aerolínea que contrates. En mi caso llevé dos maletas de 23 kg cada una, y una maleta (tipo mochilero pequeña) y un maletín de portátil (haciendo un montante de estas ultimas de 16kg). La compañía pone que tiene que ser 10 Kg la suma del equipaje de mano, pero busqué por internet, y leí que en general no pesan el equipaje de mano, y como yo no salía del país, sino, que iba directa, me la jugué y salió bien. Además, cuando facturé mis dos maletas, el empleado que me hizo la facturación, me propuso facturar (gratis) la maleta mochilera, así que facturé 3 maletas en realidad. Nota: esto es lo que me pasó a mí, no quiere decir que os vaya a pasar.

  • ¿Puedo llevar jamón o embutidos a Japón?

Esta pregunta me lleva amargando la vida meses. He buscado y leído infinidad de blog y comentarios por internet, y cada uno dice una cosa. Yo os voy a decir que tal me ha ido a mi. Mi madre, como buena madre, se fue al pueblo y me compró un jamón entero envasado en lonchas (26 paquetes aprox.), luego 4 salchichones, 2 chorizos, 2 salchichas de limón y 3 quesos (todo envasado). Yo tenía miedo de que esto no lo pudiera pasar por la aduana (aunque fuera de consumo personal). Os comento, cuando hice las maletas para facturar, introduje los paquetes entre las toallas y la ropa, para que no estuviera todo en una maleta o rebujado (más o menos lo repartí por la mitad), pues bien, no he tenido ningún problema. Mis maletas han llegado perfectas y ahora puedo disfrutar de desayunar jamón!

  • ¿Es difícil realizar el viaje?

Antes de comenzar el viaje, te planteas muchas cosas; ¿sabré llegar al siguiente avión?¿Tendré problemas en la aduana?¿Sin saber japonés sabré salir del aeropuerto?

Todo es más sencillo de lo que parece, os cuento mi experiencia.

En el aeropuerto de Sevilla, tras facturar las maletas, hay que dirigirse al control para poder ir a las puertas de embarque. En el control tendrás que poner en una bandeja el calzado, en otra bandeja el abrigo, y si llevas maletín con portátil, tendrás que utilizar dos bandejas más (una para el maletín, y otra para el portátil), si no lo haces así tendrás que volver para hacerlo así, porque la controlador te lo exigirá.

Una vez pasado este control, verás arriba a tu izquierda una gran pantalla. En mi caso, en el billete aparecía la puerta de embarque 3 y en la pantalla aparecía la 4. ¿Y entonces, adonde voy? Colapsé en mí misma, menos mal que llamé a @jetsukun y me dijo que fuera a la más actualizada, en mi caso era la pantalla. Así que me dirigí a la puerta de embarque 4, allí comprobé en otra pantalla el localizador de mi vuelo y coincidía!

¡Así que todo bien hasta ahora!

Llegué a Madrid a la T4, y mi siguiente destino salía de la T4s (Terminal 4 satélite) ¿Y como llego hasta aquí? Realmente es muy sencillo y en cuanto sales del avión encontré señales que lo indicaban. A la mitad del pasillo aprox. hay un ascensor en el que te lleva a la planta -1 y te lleva. Una vez allí encontrarás otro control. Hay que enseñar el billete y el pasaporte (primer control de aduanas). Una vez pasado ese trámite, tienes que elegir qué dirección coger. En mi caso la letra “S” (lo pone en el billete). Y listo, ya encontré sin dificultad la puerta de embarque y me monté en el avión.

El avión era muy grande y su disposición era de tres bloques de columnas de asientos, por lo tanto queda claro que había dos pasillos. [Asientos – Pasillo – Asientos – Pasillo – Asientos]

En cada asiento había una bolsa con una almohada y una manta (muy útiles para el viaje) Nota: luego hay que dejarlo de nuevo en el asiento.

Cada asiento dispone de su pantalla individual, en la que podrás disfrutar de películas actuales, música (que yo no conocía, aunque esto no es relevante), juegos y un simulador de vuelo, en el cuál podías ver en todo momento el recorrido que hacía el avión, ver la altitud, la velocidad, cambiar el formato de visualización…., la verdad que el avión está muy bien equipado. En cuanto todo el mundo se acomodó las azafatas nos regalaron unos auriculares para disfrutar del entretenimiento mencionado anteriormente. Durante el vuelo, l@s azafat@s nos trataron estupendamente, atendiéndonos en todo momento, ofreciéndonos bebidas y aperitivos e incluyendo en el servicio 1 almuerzo (sobre las 14:00h), una merienda-cena (sobre las 20:00h), y un desayuno (hora y media antes de aterrizar)

¡Os enseño el almuerzo!

 

Nota: Si le pedís a l@s azafat@s si os podeis quedar con la taza y los boles, ¡os lo regalan!

La merienda fue un sandwich, y la cena fue una caja alargada, en la que había fruta, chocolates, otro bocadillo y café o té a elegir.

Durante el viaje, l@s azafat@s os proporcionarán dos cartulinas que os recomiendan que rellenes en el avión, porque luego en aduanas os las pedirán rellenadas. En una de ellas tendréis que poner vuestros apellidos y nombre; fecha de nacimiento; país y provincia- municipio; código del vuelo del avión (aparece en el billete); duración de la estancia;  dirección donde te alojarás (con poner el nombre del hotel es suficiente), y número de teléfono (en mi caso puse en número japonés de @jetsukun), si no tienes, pon el que tengas o no pongas nada. Luego hay un cuestionario de 3 preguntas, en la cuales tendrás que marcar la segunda casilla “NO”. Os adjunto la ficha!

WhatsApp Image 2018-02-24 at 00.19.54.jpeg

La segunda ficha es similar, en la que tendrás que poner los datos como en esta y firmarla. Te preguntaran si llevas objetos de mayor valor a 10.000 yenes que lo indiques en la ficha. Yo les pregunté a l@s azafat@s, porque el móvil o el portátil superan esa cantidad, sin tener que delatarme diciendo que llevaba jamón. Para mi sorpresa fue la respuesta del azafat@: mientras menos sepan los japoneses de ti mejor! Pues nada, firmas la ficha, pones que no en todo y listo. Llegué a la T2.

Al bajarte del avión tendrás que seguir un pasillo muy largo, subir unas escaleras mecánicas, otro pasillo largo (solo puedes hacer eso, así que no te agobies) y llegaras al último control. Te pedirán el pasaporte y la cartulina blanca. Ahí te cogerán las huellas indices y te darán una tarjeta de residencia, luego pasarás por una ventanilla, entregarás la tarjeta amarilla y podrás ir a por las maletas; pero yo como iba con el programa Working Holiday, directamente hice todo eso en la ventanilla, tal y como me indicaron el personal (me hablaron en inglés y se les entendía perfectamente) Así que tras pasar los controles, ves una pantalla con el numero de tu vuelo y el numero de la cinta por el que salen tus maletas, ¡OJO AQUÍ! Porque justo enfrente está el control de salida y tiene números!!! Pues no vayas por ahí, que las maletas están a la derecha! Una vez tengas las maletas, ya si podrás salir enseñando tu nueva tarjeta de residente. LISTO!!! Eres libre ya, ya estamos en Japón!

Primer día en Chiba

Llegué a las 9:00 h local, aunque tardé una hora en salir del aeropuerto, por los motivos que antes he narrado.

Al salir del avión estaba @jetsukun esperándome con un cartelito con mi nombre!!! Lo amo tanto!

Bueno, para salir del aeropuerto, hay que coger un tren que está bajando una planta. Introduje en una maquina la tarjeta (Suika) que me regaló @jetsukun, la cargué con 1.000 yenes (se hace similar que la del metro de Sevilla), y cogimos el tren.

Al llegar a casa, deshicimos las maletas y llegó el momento deseado!!! Hicimos las salchichas de limón del pueblo!!!XD.

Tras una larga siesta después, dimos un paseo y fuimos a cenar. Fuimos a un restaurante de sushi en el que venía la comida por una cinta mecánica. La comida se pedía desde una tablet que había pegada en la pared y así se enviaba la comanda. En la mesa había un grifo con agua caliente y pudimos servirnos té al gusto (esto último es a cuenta de la casa) Finalmente, en la tablet se selecciona llamar al camarero y este te cuenta los platos, te da una especie de tarjeta con un código y con esto se va al mostrador a pagar. Está muy bien porque el dinero aparece en una pantallita si no entiendes lo que te están diciendo (que era mi caso) Al finalizar esa aventura y dirigirnos a la puerta, comenzaron TODOS los camareros a grita en japonés (según @jetsukun agradecían que hubiésemos ido a su establecimiento), esto me sorprendió sobremanera. Pero no termina la noche así, yo tenía hambre porque me comí sólo un cangrejo con bechamel y rebozado (he de decir, que delicioso), y una porción de sushi de carne; @jetsukun si se hartó, pero sabía que si me llevaba al segundo restaurante primero, luego yo no querría ir al mencionado, así que le salió bien la jugada y fuimos a los dos. En este segundo la especialidad eran los pinchitos (de todo tipo)

 

¡Y así acabamos el primer día!

Segundo día en Chiba

¡Bautizaremos este día como el día de las compras! ¡Qué raro es comprar!
Ni se le parece a comprar en el Mercadona.
Casi todo está cocinado y lo que no está cocinado es muy caro.
Hemos comprado como para 3 días y hemos gastado unos 6000 yenes.
Y hemos comprado lo normal, 3 filetes de carne, 2 de salmón, verduras y plátanos.
Algo más, pero tampoco mucho mas.
¡Aquí la cultura es el alcohol!
Calles y calles llenas de latas de alcohol.
Luego la carne transparente para los guisos que hacen con palillos o chuletones de 3 dedos de gordos.
Una locura. Hemos ido en bici a comprar y yo me he puesto “la maleta de los scout” a la espalda.
Después a la tarde hemos vuelto a ir de compras y ultimar algunas cosas. Quiero enseñaros un tipo de coche que es muy común y no paro de ver al pasear por aquí.

WhatsApp Image 2018-02-23 at 17.21.34-2Como he dicho, el día de las compras! Aquí todo es muy distinto, y aunque hay de todo en cualquier tienda, no puedes comprarlo todo en la misma tienda, porque los artículos distan mucho de un precio común entre ellas, así que fuimos a cuatro tiendas diferentes para poder obtener todo lo que queríamos.

La experiencia está siendo increíble, hay muchos detalles muy curiosos, por ejemplo la disposición de los semáforos. Estos están muy lejos en relación con lo de Sevilla. En ocasiones, el coche se para en un cruce, y el semáforo que le da las ordenes de pararse o arrancar, está al otro lado del cruce. Otra rareza es la cintas / escaleras mecánicas. Hay que colocarse ala izquierda, por si alguien lleva prisa y quiere pasar por la derecha (al contrario que en Madrid o Barcelona) También es curioso que las personas que me encuentro por la calle bajan la cabeza cuando me aproximo. En los establecimientos por ejemplo, los carros son un soporte de metal en el que colocas una cesta de plástico, luego en la caja colocas esa cesta y el dependiente / dependienta, pasa tus artículos de esa cesta a otra, luego el dinero se coloca en una bandejita y se recoge el cambio con las dos manos (esto es muy importante); finalmente, se coge esta nueva cesta y te acercas a un mostrador donde podrás guardar la compra en las bolsas que previamente el dependiente te ha regalado.

Bueno, estas son las primeras experiencias que he tenido aquí, poco a poco os iré revelando lo que descubra de este país y de esta ciudad.

Os agradezco vuestro tiempo y espero que os interese este tema.

Cualquier consulta que tengáis podréis escribirme.

¡¡¡MUCHOS BESITOS!!!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.