Portada » Historia de las katanas

Historia de las katanas

¡Hola de nuevo! En esta entrada vamos a aprender algo de la historia de las katanas en Japón.

Las primeras espadas japonesas datan del 700 d. C. y fueron fabricadas en bronce, aunque más tarde se utilizó hierro para forjarlas. Su longitud era muy variable: entre 33 y 90 cm.

A lo largo del periodo Heian (794 d. C.-1.156 d. C.), la katana experimentó cambios en su forma y materiales hasta convertirse en una espada curva de un solo filo y hecha de acero.

La katana como la conocemos hoy en día aparece a partir de la Era Kamakura. Los siglos XII y XIII son considerados de gran importancia en la historia de los herreros japoneses. En esta época destacan algunas familias de herreros entre las cuales cabría resaltar los llamados “tres fabricantes maestros”: Masamune, Yoshimitsu y Yoshihiro.

Katana 2

Tradicionalmente, las katanas se dividen en dos tipos según su fecha de creación: las de la Etapa Koto (forjadas entre el año 700 y el 1.596, fin del periodo Momoyama) y las de la Etapa Shinto (fabricadas entre 1.596 y 1.780).

A partir de 1.781 y hasta 1.886 aproximadamente, se produjo una disminución de la calidad de las katanas y un aumento de su número (ya que se priorizó la cantidad sobre la calidad), dando lugar a los sables de tipo Shinshinto, destinados a formar parte de uniformes y colecciones en lugar de ser utilizadas en batalla.

A partir de entonces se habla de la Etapa de las espadas modernas (Gendai-Kindai), que va desde el año 1.886 hasta el 1.945. En los últimos años de este periodo, la fabricación de katanas experimentó un aumento debido a la Segunda Guerra Mundial, que terminó con la rendición de Japón, momento en el que se destruyó gran parte del arsenal japonés por parte de los Aliados y se prohibió la fabricación de katanas como medida de desmilitarización del país.

Hoy en día, y desde 1.953, se siguen forjando katanas, pero bajo estrictas reglas. Cada herrero solo puede fabricar dos espadas largas (de más de 61 cm) o tres cortas (menos de 61 cm) cada mes. Las armas blancas de menos de 19,8 cm son consideradas cuchillos y no katanas, de modo que quedan fuera de la restricción. Además, todas las katanas fabricadas deben ser registradas en el Ministerio de Asuntos Culturales.

De este modo, las katanas han quedado relegadas a un papel decorativo o ceremonial en la actualidad, como recuerdo de épocas en las que su principal función se encontraba en el campo de batalla.

Esto ha sido todo. Espero que os haya gustado la entrada. ¡Hasta luego!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

0 comentarios en «Historia de las katanas»

  1. Hola quiero comprar una wakizashi s.XVII-XVIII con la tsuba firmada.mi pregunta es. ¿la firma no se hacia en el nakago?si te mandara fotos podrias echarme una mano para saber si es original .un saludo y gracias

    1. Hola, Natalia. Perdón por tardar en responderte, el blog lo tenemos abandonado desde hace tiempo y no estamos muy pendientes. En cuanto a las wakizashis siento no poder ayudarte ya que no soy ningún experto en espadas japonesas, simplemente escribí el artículo porque me propuse aprender y escribir cosas de diversos temas sobre Japón durante un tiempo, pero no tengo suficiente conocimiento sobre el tema como para poder
      responderte de forma responsable, lo siento. ¡Un saludo y gracias por comentar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *